Segundo día de diálogo entre Gobierno y oposición venezolana

El próximo intento para pactar un tratado está pautado para el 15 de diciembre: el eje temático en torno al cual giran las discusiones es la celebración de comicios presidenciales para el 2018.

"Venezuela no va a ir a un evento electoral ni va a firmar ningún acuerdo con la oposición venezolana hasta que se levanten las groseras sanciones que la dirigencia de la derecha venezolana solicitó frente al Departamento del Tesoro de Donald Trump y frente a las autoridades españolas canadienses o de otra índole", afirmó.

Para lograr su cometido, entre los que se destaca renegociar la deuda externa, Maduro quizás no pueda evitar ceder ante algunas demandas, entre ellas, restituirle a la Asamblea Nacional las facultades que le arrebató.

La oposición, por su parte, aseguró hoy que las "bases están sentadas" para llegar a acuerdos con el Gobierno. "No están operativos el parque tecnológico por falta de mantenimiento, no hay insumos para atender a los pacientes; y el área de rehabilitación en los hospitales, no cuenta con los alimentos para los pacientes".

"Escuchamos y debatimos los temas del Gobierno, queda ahora un trabajo laborioso, hemos defendido en nombre del pueblo cada uno de los puntos, veremos si en reunión del 15 se pueden acercar las posiciones", puntualizó.

Asimismo, la liberación de políticos presos y el respeto a la Asamblea Nacional (Congreso), bajo control de la mayoría opositora.

El líder opositor, quien a comienzos de mes se fugó de su arresto domiciliario en Caracas y vive ahora en Madrid, no quiso revelar si mantuvo encuentros con funcionarios estadounidenses.

En 2014, el presidente venezolano Nicolás Maduro abrió la puerta a la posibilidad del diálogo, sin embargo la Mesa de Unidad Democrática (MUD), conformada por formaciones opositoras, se negó a participar.

Máspero sostuvo en entrevista para Unión Radio que las instituciones han denunciado la situación de salud que atraviesa Venezuela. "Celebraremos aquí en Santo Domingo, una nueva reunión de negociación con el objetivo de lograr un acuerdo definitivo".

Washington les prohibió a firmas estadounidenses hacer nuevos préstamos a Venezuela debido a las violaciones a los derechos humanos cometidas durante las protestas antigubernamentales que dejaron más de 120 muertos entre abril y julio, y las acciones de Maduro contra la oposición.

El simple hecho de que las dos partes acordaran un diálogo formal es una señal de progreso.

"Yo le planteé a la MUD un diálogo, ellos me plantearon que querían una negociación".


Popolare

COLLEGARE