Venezuela acusa a EEUU de "terrorismo psicológico" tras nueva sanción

La declaración señala que la medida de Estados Unidos se enmarca dentro de una campaña de agresiones sistemáticas contra Venezuela y busca justificar la utilización de temas tan serios como la lucha contra el terrorismo como un medio para alcanzar objetivos políticos.

En ese sentido, condenó "todas las acciones unilaterales contra pueblos hermanos como Rusia, Irán o Cuba".

Arreaza acotó que la ONU debe generar mecanismos efectivos de neutralización a los ataques del "unilateralismo dictatorial que se pretende imponer", al hacer referencia al Gobierno de Estados Unidos.

Excedidos por la escasez alimentaria y el vertiginoso aumento de los precios, miles de venezolanos manifestaron casi a diario entre los meses de abril y julio, para exigir la renuncia del presidente Nicolás Maduro, elegido en 2013 y cuyo mandato termina a principios de 2019.

Las declaraciones de Arreaza sucedieron luego de que el mes pasado Trump sugiriera que una "acción militar" contra Venezuela sería posible si ese país continuaba su camino hacia lo que llamó un régimen dictatorial.

"El objetivo es proteger a los estadounidenses hasta que los gobiernos extranjeros se plieguen a nuestras demandas y no planteen más riesgos para la seguridad de Estados Unidos", explicó entonces Miles Taylor, asesora del Departamento de Seguridad Interior.

Un comunicado de la Cancillería manifestó el rechazo categórico del Gobierno a la "irracional" decisión de Estados Unidos de catalogar al pueblo venezolano como una amenaza a su seguridad nacional, en esta ocasión bajo "falsos supuestos" de que plantean una amenaza terrorista y al orden público estadounidense. "Que nos sancione el Imperio para nosotros es un honor", resaltó. No es tiempo de muros, de sanciones, de amenazas.

El embajador de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rafael Ramírez, expresó este lunes que su país logró destacar positivamente ante Estados Unidos (EEUU) en el último examen del Consejo de los Derechos Humanos.

El diplomático venezolano remató su internvención con una cita de un discurso pronunciado por el fallecido presidente Hugo Chávez, en 2006, cuando dijo "aquí huele a azufre".

Según la Casa Blanca, Caracas ha adoptado los estándares impuestos por el Departamento de Seguridad Interna (DHS), pero "no coopera en la verificación de si sus ciudadanos representan una amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública".


Popolare

COLLEGARE